martes, 30 de junio de 2015

ARROZ CON POLLO AGRIDULCE





Buenas tardes amigos! lo sé lo sé, he tenido esto un tanto abandonado porque he tenido otras prioridades, peeero, estoy de vuelta para quedarme.
Como bien he adelantado por Facebook, el plato de hoy es oriental, muy fácil y muy rico. En esta ocasión no voy a dejaros el paso a paso con fotos, ya que no he tenido mucho tiempo, de todas maneras, es un plato muy sencillo que podréis seguir fácilmente aún sin tener las fotos. ¿COMENZAMOS?

INGREDIENTES:

-Pechugas de pollo
-Piña
-Cebolla picada en anillos
-Ajo muy picado
-Aceite
-Arroz
-Sésamo opcional

SALSA (PARA DOS PERSONAS, si es para más, multiplicáis las cantidades)

-Maizena
-Agua
-Azúcar
-Vinagre blanco
-Puré de tomate (Vamos, ketchup de toda la vida)
-Un poquito de zumo de naranja o, si usáis piña de lata al natural, un poquito del jugo
-Salsa de soja
-Jerez o vino blanco

PREPARACIÓN PREVIA
Como base principal usaremos pechugas de pollo y arroz, el arroz Basmati es especialmente apropiado para este plato, pero si no tenéis a mano, vale cualquiera, desde el de bomba o el alargado o incluso integral (que a mi, particularmente, me chifla)
Lo primero que haremos será calcular la cantidad de pollo en base a los comensales, a ojo, y mejor hacer de más, ya que al día siguiente absorbe más la salsa agridulce y esta más rico.
Cuándo ya tengamos más o menos pensadas las cantidades, pondremos el arroz a cocer según la descripción del fabricante, lo siguiente que haremos será trocear el pollo, lo haremos intentando hacer tiritas finas de 1 cm más o menos de grosor, cuando ya tengamos todas las pechugas fileteadas, las pondremos en un plato, con un poquito de sal y lo rebozaremos con maizena, con una fina capa, hasta que todas las tiritas de pechugas estén cubiertas FINAMENTE por la capa de maizena, esto hará que quede tierna y jugosa. Reservamos.

PREPARACIÓN DE LA SALSA
Haremos ahora la salsa antes que nada, para ello calculamos en un vaso las siguientes cantidades (CUCHARADA=CUCHARA SOPERA)
-Dos cucharadas de azúcar, media cucharada de Maizena disuelta en dos cucharadas de agua, echamos todo al vaso, dos cucharadas de vinagre, seguimos con dos cucharadas de ketchup, dos de zumo de naranja (o de piña en su defecto), dos cucharadas de salsa de soja, dos de jerez, y una de aceite. Removemos todo bien en el vaso hasta que quede una salsa homogénea. (A algunas personas les gusta más salsa en este plato, para que moje bien el arroz, eso ya va al gusto del consumidor, y, como veis, si queréis aumentar la cantidad de salsa, al ser medidas pares, multiplicáis una cucharada de cada cosa y listo).

PREPARACIÓN DEL PLATO
Lo siguiente que haremos será poner en una sartén amplia dos cucharadas de aceite, picamos dos cabezas (o una) de ajo de forma fina, y los doramos un poco en la sartén a fuego medio-alto. Añadimos ahora la pechuga y la salteamos durante, más o menos, 1 minuto, después de esto, volvemos a sacarla de la sartén junto con los ajos y la reservamos. El siguiente paso será añadir un poco de aceite a la sartén, como una cucharadita de café o dos, y añadir la cebolla en tiras y saltearla durante 30-40 segundos, tras esto, añadimos a la sartén la salsa, mezclar y remover junto a la cebolla por unos 30 segundos, tras esto y como movimiento final, añadiremos nuestras tiras de pechuga previamente medio cocinadas, y lo salteamos todo hasta que notemos que la salsa se reduce y se espesa, y que el pollo, obviamente, se haya terminado de cocinar. Ya casi lo tenemos, falta emplatarlo, es sencillo, ponemos nuestro arroz cocido en un bol, y en otro plato el pollo, o, si preferís, lo mezcláis todo en un solo plato, si disponéis de sésamo, espolvorearlo encima del pollo,  Obligatorio el uso de palillos ;) ¡Que aproveche!


Pues nada, espero que os guste y os animéis a  hacer este plato. Ya me comentareis que tal ha ido, HASTA LA PRÓXIMA!

Si tenéis alguna sugerencia, ruego o pregunta, dejádmelas en los comentarios, Un beso,
Leire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada