domingo, 20 de julio de 2014

TARTA DE CUMPLEAÑOS



Buenas tardes amiguitos! Esta tarde os traigo la receta de la que os hable: ¡UNA TARTA DE CUMPLEAÑOS CASERA!
Es bastante fácil de hacer y sobre todo, muy divertida para decorar.
Si tenéis un evento cercano, os animo a hacerla, no os vais a arrepentir, y vuestros comensales tampoco, os lo aseguro. Dicho esto, vamos con el paso a paso…
Lo primero será diferenciar dos recetas, 1 la del bizcocho de chocolate y 2 la del “frosting” o cobertura.
Comenzamos por el bizcocho de chocolate que, obviamente, podemos hacer solo, sin frosting o coberturas. Siempre triunfa, palabra de Leire.

¿QUÉ VAMOS A NECESITAR PARA EL BIZCOCHO?

-Un molde desmoldable, en este caso, como es para tarta, he utilizado uno redondo, si solo queréis hacer el bizcocho, podéis usarlo cuadrado, alargado…como queráis.
-Harina y maizena (o solo harina)
-3 huevos
-Azúcar
-Medio limón
-Aceite
-Un sobre de levadura para bizcocho
-Dos yogures de “La Lechera-TRUFA”
-Una tableta de chocolate fondant



¿CÓMO SE HACE?

-Lo primero será poner los tres huevos en un bol y poner nuestro horno a precalentar a una temperatura de 180º.

 -Tras esto, añadiremos, tomando como medida un vasito de cristal vacío de la lechera, tres vasos RASOS de harina, o bien, si queréis que el bizcocho quede más esponjoso, dos de harina y uno de maizena.



-Siguiendo la medida del vasito de La Lechera, añadimos en misma cantidad, dos vasos de azúcar a la mezcla.




-Lo próximo será, otra vez siguiendo la misma medida, un vasito de aceite y el zumo de medio limón.







-Tras esto, empezaremos a batir con la batidora la mezcla, asegurándonos  de que no queden grumos de harina, darle unos 5 minutos sin miedo.




-El siguiente paso será añadir en este punto el sobre de levadura y los dos yogures de trufa y volver a batir la mezcla, hasta que quede todo bien integrado.



-Por último, trocearemos la tableta de chocolate en trocitos o pepitas y los añadiremos a la mezcla esta vez, mezclando con varilla, no con batidora, ya que destruiría las pepitas de chocolate que tanta gracia le dan al bizcocho.



-Ya casi esta hecho, solo falta ponerlo en el molde, MUY IMPORTANTE, es necesario que a todo el molde le untéis una ligerísima capa de mantequilla o margarina y luego le echéis un poco de harina, muy poco, y le vayáis dando golpecitos al molde, de forma que la harina quede pegada de forma fina a la mantequilla tanto en la base como en los bordes del molde, todo debe quedar cubierto, de esta manera, al desmoldar nuestro bizcocho no tendremos problemas.





 
-El último paso es este bizcocho es meterlo al horno a una temperatura de unos 180º-160º (depende de la potencia de vuestro horno) unos 45 minutos.

TRUCO: Si queréis saber si el bizcocho está hecho por dentro, podéis pincharlo en el centro mientras esta en el horno, con un cuchillo o mejor aún, con un palillo de los de pinchos morunos, ¿que el palito sale con masa?, tenéis que dejarlo un poco más, ¿que el palito sale ya seco, sin restos de masa?, el bizcocho ya está cocinado.


Pues bien, como no solo nos quedamos aquí en este caso de tarta de cumple, ahora nos queda por hacer la cobertura que llevará esta tarta.

¿QUÉ VAMOS A NECESITAR PARA EL FROSTING?

-Unos 375gr de queso de untar
-Unos 250gr de mantequilla
-Azúcar impalpable o glas
-Esencia de vainilla
-Colorantes alimenticios



¿CÓMO SE HACE?

-Primero ponemos el queso y la mantequilla a temperatura ambiente en un bol amplio, le damos a la mezcla con las varillas, hasta que quede totalmente homogénea la masa. Tras esto, vamos añadiendo azúcar glas al gusto, vais probando la mezcla, a mi particularmente, no me gusta echarle demasiada azúcar ya que me agrada el puntito un poco salado del frosting combinado con el dulce del bizcocho de chocolate. Aquí para gustos los colores amigos.



-Una vez hecho esto, añadiremos el aroma de vainilla, unas 4 gotas serán suficientes, y el colorante, en mi caso, he usado colorante rojo en pequeñas cantidades (unas 5 gotitas) para que quedase rosa, pero podéis hacer infinidad de colores mezclando unos con otros, con más o menos intensidad, todo esto suele venir explicado en el envase de los colorantes.


-Y ya está, cubrimos con esta mezcla todo el bizcocho, o incluso, si os atrevéis, abrir el bizcocho en dos, y untar una capa con esta mezcla. Y así os quedaría.

 -Ya como último paso, vemos que la tarta tiene un aspecto soso ¿no?, pues esto se arregla con unas cuantas tonterías de decoración. En mi caso, he utilizado las siguientes, pero podéis darle al coco y usar infinidad de “toppings”, desde frutas a gominolas.
 ¡Y ESTE ES EL ASPECTO FINAL DE LA TARTA!



 
Y ya me despido por hoy, es una receta larga pero fácil, y os asegura una tarde de diversión y sobre todo, sonrisas de quién la pruebe. Palabra. Ya me contaréis.
Un abrazo, Leire




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada